Promoción: WELCOME10
Carrito: 0 items - 0,00 € 0
logo-VD-vertical

Los vinos de VallDolina se elaboran en la masía-bodega Can Tutusaus, situada en Olesa de Bonesvalls, un pueblo aislado de la comarca del Alt Penedès, en la provincia de Barcelona. La construcción de la masía actual se remonta al 1729, pero la finca rústica ya aparece mencionada a mediados del siglo XIV, en la Edad Media. En 1987, Joan Badell Badell, el heredero de Can Tutusaus, comienza a plantar nuevas viñas y a embotellar sus primeros vinos, una labor que continúa su hijo, el enólogo Raimon Badell Rosés, desde 1999, con la reconversión total de la finca hacia un cultivo ecológico con apuntes de biodinamismo.

Las uvas recolectadas para el prensado proceden exclusivamente de viñas propias, ubicadas a más de 260 metros de altura al norte del Parc del Garraf, cuyo hermoso pero accidentado paisaje está caracterizado por la piedra calcárea, las simas y las dolinas (de ahí el nombre de VallDolina), pero también por la vegetación de matorrales y pinos, los muros de piedra seca y las barracas de viña. Las parcelas de la finca de Can Tutusaus presentan pendientes y suelos arcilloso-calcáreos; el clima es mediterráneo, templado por la marinada, una corriente de aire marino, fresco y húmedo, que recorre todo el macizo del Garraf. Los pinos y las higueras, el tomillo y el romero, e incluso las cajas de abejas que hay alrededor de las viñas, influyen en el producto final, unos vinos de terroir, mediterráneos e irrepetibles. “Tenemos viñas viejas de xarel·lo de hace unos 70 años que ofrecen poca producción pero una enorme calidad”, comenta Rai Badell.

Vinentia © 2018